Color, alegría de vivir y mucha personalidad. Porque la vida es demasiado alegre como para vivirla con un solo color, Chopard viste el reloj Happy Sport con nuevos colores. Con una correa que se puede ir cambiando en función de los deseos y de las temporadas, este reloj dinámico y acidulado se declina además en dos diámetros, 36 mm y 30 mm y brazaletes morados, rosa fuerte y verde anís.

Siempre ha destacado por su estilo. El Happy Sport, auténtico icono del estilo, que desde 1993 juega al “mix & match” combinando alegremente los estilos, el acero y los diamantes, lo eterno y lo efímero. Visionaria y vanguardista, Caroline Scheufele, su creadora, ha diseñado un reloj muy bello, pero sobre todo informal. Precioso, sí, pero deportivo. Para ella los convencionalismos cuentan muy poco…. Alegre, independiente, divertida y muy moderna, juega con los códigos y con las tendencias.

 

Un reloj plural 

Con la sencillez como tradición y la fantasía por horizonte, les presentamos al nuevo Happy Sport. Con la idea de la personalización y el “Do It Yourself”, ofrece a las mujeres la posibilidad de cambiar ellas mismas la correa de su reloj, cada vez que les apetezca, en su propia casa. Conjuntar, descabalar, estimular, calmar, soñar… todo está permitido.

Con una caja de acero o combinando, oro rosa y acero de 36 mm o 30 mm para las muñecas más finas, la correa de caucho nos recuerda que el “mix & match” de los materiales es la base de la identidad liberada y lúdica del Happy Sport. El negro y el blanco, los tonos básicos de siempre, son los colores de las dos correas que se entregan junto con el reloj.

 

Energía veraniega

Con el paso de las estaciones, Chopard presenta nuevos y efímeros colores a la moda. La llegada del sol desencadena una nueva manera de vestirse y llevar joyas. El relojero ginebrino agranda su paleta cromática para el verano y se atreve con colores ácidos: morado, verde anís y rosa fuerte. Estos colores afrutados guardan una sorpresa: la trabilla es de un color diferente. La correa morada la tiene en verde, la verde con un toque rosa y en la rosa fuerte la trabilla es morada. En la parte posterior y acurrucada contra la piel, se encuentra una inscripción a modo de mantra: « Be Happy », como un talismán escondido en secreto.

Por supuesto, los famosos diamantes móviles, desprovistos de cualquier engaste, que se mueven libremente entre dos cristales de zafiro, son la esencia misma del Happy Sport.  Aquí aparecen sobre el telón de fondo de una esfera blanca, lisa, tan clásica como contemporánea.

Perfecta alianza entre sobriedad y fantasía, elegancia y buen humor, estos nuevos relojes Happy Sport harán que el verano dure todo el año.