Pintoresca pasarela.

La propuesta de Erikó en su colección Génesis estuvo cargada de enormes contrastes y combinaciones fuera de lo común pero manteniendo el concepto de la calle, por lo que al comienzo de su desfile empezó con un mensaje alusivo a la esencia de la firma. Luego se desplegaron los diseños tales como pantalones con campanas que llegaban hasta un poco más arriba de los tobillos y también tipo tubo, tops, bragas, camisas adheridas al cuerpo, corbatas con motivos florales, entre otras.

Todas estas prendas de vestir tenían algo en común, telas ligeras que estaban recargadas de estampados bien sea con flores, círculos y telas escocesas. Igualmente que las chaquetas de vestir eran de colores vivos y sólidos junto a los guantes que portaban los modelos. Para cerrar el desfile hubo un enorme sobre todo estampado de bacterias y con un aspecto metalizado mezclado con el color negro.

Escrito por Gabriela Pecchielan.