Sórdido e insólito.

John Galliano presentó su nueva colección para la Maison Margiela, piezas que sobresalen de lo normal, es decir, leggins de cuero que parecían fundidas en las piernas de las modelos acompañadas de conjuntos con toques futuristas, faldas que simulaban ser trajes de surf a medio quitar y vestidos que emulaban gabardinas amarradas al busto, entre otras. En cuanto a los accesorios se encontraban bolsos y morrales, botines de plataforma, ornamentos para el pelo, cinturones de charol y guantes. Con este desfile el diseñador dejó claro al público que lo normal no existe para él.

Escrito por Gabriela Pecchielan.