Très chic.

Olivier Theyskens debutó con su marca personal para esta primavera-verano 2017 con una presentación atemporal, en la cual fusiona sus influencias belgas y parisinas con prendas sencillas tales como: mini vestidos, pantalones que hacían conjunto con blaziers tipo minimal con tops de escote de corazón y la pieza más destacada del desfile fue un vestido rojo con una apariencia peculiar, corte midi con mangas largas y con aberturas en uno de los brazos, los cuales iban acompañados de botines y elegantes sandalias de tacón. Por último, el modisto ofreció dentro de su pequeña exhibición un traje de gala abierto en un costado de la falda que hacía entrever una transparencia con tejido en animal print.

Escrito por Gabriela Pecchielan.